¿Puedes vivir en los EE.UU. sin seguro médico?

La creencia común es que si alguien necesita ser tratado de urgencia todo lo que tiene que hacer es ir a la sala de emergencias del hospital para que le atiendan, ya que por ley el hospital no puede rechazarle.

Este punto de vista no es del todo cierto. Hay una diferencia entre las políticas de los hospitales públicos y privados. La nueva regla tácita es tratar, estabilizar y liberar para los no asegurados, mientras que los asegurados tienen derecho a ser hospitalizados y cuidados todo el tiempo necesario. Además, ahora tanto los asegurados como los no asegurados deben pagar antes de la hospitalización quirúrgica para cubrir los deducibles o el costo.

Si tienes los recursos lo mejor es conseguir un seguro médico en los EE.UU.


Como ya se dijo antes, si no estás asegurado y te enfermas de verdad, los hospitales en los Estados Unidos están obligados por ley a tratarte, pero sólo lo suficiente para asegurarse de que no vas a morir o quedar discapacitado básicamente. Y aún así te facturarán el costo, el cual si no puedes pagar entonces arruinarás tu calificación crediticia y no podrás obtener préstamos para autos, casas, tarjetas de crédito, y te será difícil alquilar un lugar donde vivir debido a tu mal crédito.

Y si tienes la suerte de recibir atención médica del hospital, los honorarios médicos vendrán sin descuentos. Así que a diferencia de los asegurados que reciben grandes descuentos de todos los proveedores, las personas no aseguradas deben pagar el precio completo. Por ejemplo, una estancia hospitalaria de un día para un procedimiento cardíaco se factura al paciente por $142.000 sin seguro. Con el seguro, el costo pagado por la compañía de seguros es de $38,000. Un mundo de diferencia en cuanto a precios.

Muchas veces, después de ser estabilizado en la sala de emergencias, ésta te remitirá a tu propio médico o a un especialista. Los pacientes que no pueden permitirse ir a un médico regular a menudo pueden ir a una clínica gratuita, pero sólo si califican (es decir, si pueden demostrar que sus ingresos están por debajo de un cierto nivel).

Hay muchas personas en los Estados Unidos que compran seguros sólo para cobertura "catastrófica" de alto costo y pagan todo lo demás ellos mismos. Si eres joven y no tienes problemas conocidos de salud este es un buen enfoque, es como no tener seguro a menos que te enfermes de verdad. Otra ventaja es que incluso con este tipo de seguro tú pagas sólo el precio reducido que la compañía de seguros ha negociado con los médicos y las farmacias.

Se aconseja a los turistas foráneos que contraten una cobertura de seguro en el extranjero como precaución de seguridad antes de viajar a los Estados Unidos. En caso de ser necesario esta cobertura les ayuda a cubrir los gastos de la sala de emergencias y el costo de regresar a su país para recibir atención médica.

.