Las mejores razones para estudiar derecho

Pocas carreras prometen las oportunidades de hacer tantas cosas como la de leyes. Por lo que cuando un abogado se queja de lo difícil de su profesión, simplemente hay que recordarle los beneficios que trae aparejada su actividad.
¿Es difícil ser abogado? Puede ser. Pero el trabajo es estimulante, y tiene sus ventajas sobre otras carreras.
 A continuación te mostramos algunas de las buenas razones para convertirte en abogado.

saludo de manos un trato hecho entre abogados

El conocimiento del Derecho y las leyes te ayudará en tu vida personal

Conocer la ley aparte de ser parte de tu profesión también te será útil en tu vida cotidiana, ya que estarás en mejor posición, por ejemplo, de negociar la compra de bienes raíces, de tratar con la compañía de seguros después de un accidente y de defenderte de abusos de la autoridad. Tus conocimientos como abogado también te ayudarán en el caso de que quieras hacer un testamento, de como crear un negocio propio o, simplemente, en la realización de cualquier trámite que necesites. Aparte podrás asesorar a los amigos y miembros de tu familia que busquen consejo tuyo.

El Derecho es una carrera que da prestigio

Cuando se habla de abogados, de inmediato llegan a la mente hombres impecablemente vestidos, con un aura de autoridad y de saber gracias a sus títulos. Están en el imaginario popular en un nivel muy por encima de los simples mortales. Si bien la profesión tiene, por otro lado, cierta fama negativa (como falta de honestidad), esta no opaca de ningún modo, la imagen de éxito que tenemos de ellos y que creció al cobijo de la televisión y el cine. También hay algo fascinante en el hecho de que un hombre con argumentos precisos y bien estudiados sea capaz de evitar la condena de una persona, no importa quien sea ésta.

Los abogados tienen buen salario

Tal vez no en todos los países, pero en Estados Unidos ser abogado es garantía de tener un sueldo que, en muchos casos se encuentra muy por encima de la mayoría de las profesiones. ¿Cuánto gana un abogado? Según las estadísticas de 2018, el salario medio anual de los abogados fueron unos respetables 121 mil dólares. Recalcando también que los abogados más reconocidos se llevan fácilmente a casa millones de dólares. Esta es sin duda una buena razón para escoger la carrera de leyes si quieres un buen futuro económico. Hay que añadir también que la abogacía es una de las pocas profesiones que ofrecen un salario razonablemente alto, incluso al poco tiempo después de haberte graduado.
Obviamente, no todos los abogados llegan a ganar cantidades exorbitantes de dinero. Depende mucho de la región en que se ejerza la carrera, de la experiencia y de la especialidad entre otras cosas. Difícilmente los abogados de oficio ganarán lo mismo que aquellos que trabajan para los más grandes bufetes privados.

cierre de un negocio por abogado

Hay muchas especialidades en la abogacía

Algo seguro, es que si eliges la carrera de leyes te encontrarás con una gran variedad de especialidades en el área del Derecho para sopesar. Las diversas opciones van desde lesiones personales, bienes raíces, ley del empleo, litigios civiles, ejecución hipotecaria, propiedad intelectual o si quieres, puedes optar por convertirte en un fiscal penal.
También, si consideras que el sistema de justicia se basa en el principio de que todas las personas son inocentes hasta que se compruebe lo contrario y que, sin importar su condición económica, tienen derecho a ser representadas por un abogado, puedes seleccionar la defensoría pública.

Como abogado conoces gente interesante y emocionante

Si te intriga la personalidad de los criminales y sus historias en el mundo fuera de la ley, podrás conocer todo lo relacionado con ellos de primera mano. Como abogado estarás en contacto con personas de todo tipo y procedencia. Desde el hombre humilde que está encarcelado por robar un pedazo de pan hasta el rico ambicioso que fue condenado por estafar una fortuna a personas que confiaron en él. No importa de quien se trate, de seguro hay una historia fascinante detrás de cada hombre y mujer que representes.

Habilidades que te ayudarán en otros tipos de trabajo

¿Qué pasa si llegado el momento consideras que ser abogado ya no es lo tuyo y decides abandonar la profesión? Una de las ventajas de haber estudiado la carrera de leyes es que las habilidades que aprendiste las puedes utilizar para otras actividades relacionadas. Sin mayores problemas puedes trabajar en educación, escritura, mediación, banca, recursos humanos, consultoría legal, finanzas, administración y un largo etcétera. No te quedarás sin opciones. Estudiar Derecho es, hablando figurativamente, licenciarse para diferentes profesiones.

Satisfacción por el trabajo realizado

Aparte de tener éxito en auxiliar a alguien en un momento complicado de su vida, la carrera de Derecho tiene muchas otras recompensas; pero no hay nada mejor que la satisfacción de haber ganado un caso el cual, según sus características, establece un precedente vital para infinidad de casos en el futuro. Cierto que para llegar a esto necesitas de un gran esfuerzo y de un enfoque extraordinario en lo que haces, pero el galardón no solo es económico sino de reconocimiento general. Pocas profesiones pueden jactarse de ofrecer tal satisfacción.

Los abogado pueden divertirse

Para algunos abogados, no todo es estar la mayor parte del tiempo detrás de un escritorio haciendo tareas aburridas. Ellos tienen la oportunidad de viajar a otros lugares para participar en conferencias, juicios, negocios y otras actividades que se relacionan con su profesión. Los abogados con más prestigio llegan a frecuentarse con personalidades con gran influencia como políticos, empresarios, artistas, etc. La carrera de leyes es difícil pero tiene sus beneficios a largo plazo para algunos.

Desarrollarás autoconfianza.

Estudiar Derecho es una experiencia que te dará mucha confianza no solo en la profesión sino para la vida. Como futuro abogado, la carrera universitaria te permitirá desarrollar habilidades verbales y de persuasión participando asiduamente en debates o discusiones con tus compañeros de grupo, el producto de tales entornos es sin duda una buena autoestima.

El trabajo pro bono para ayudar a otros

No solo los abogados de la defensoría pública se dedican a representar legalmente a individuos sin recursos económicos. Muchos abogados privados suelen realizar trabajo pro bono (defensoría sin retribución monetaria) para ayudar a personas pobres, tercera edad, víctimas de abuso doméstico y niños. En ciertos lugares se pide a los abogados que dediquen al año un cierto número de horas pro bono por el bien público.

-----------

Los beneficios de estudiar la carrera de Derecho son muchos pero también hay aspectos negativos de la carrera que te mostramos a continuación.

RAZONES PARA NO ESTUDIAR DERECHO


Trabajo esclavizante
Si bien hay innumerables razones para convertirte en abogado, también hay que mencionar las desventajas. La práctica del Derecho es una profesión sumamente exigente. Entre otras cosas tienes que sacrificar mucho de tu tiempo, hasta doce o más horas al día para cumplir con lo que pide tu despacho de abogados. Si es necesario, también trabajarás los fines de semana. No es exageración decir que para ciertos clientes deberás estar disponible prácticamente las 24 horas del día.

Demasiada competencia
Hay una saturación de profesionales del Derecho y, al mismo tiempo una demanda disminuida, lo que ha obligado a algunos abogados a aceptar un empleo poco ideal o dedicarse a otra cosa mientras encuentran algo en su profesión que les favorezca. Es un problema que puede empeorar con el tiempo, ya que los despachos prefieren utilizar las nuevas tecnologías en ciertas tareas rutinarias que antes realizaba un abogado.

Carrera con estrés
La abogacía es una de las actividades más estresantes a que se puede dedicar un profesional: las presiones constantes de los clientes, las cambiantes leyes, las demandas, los horarios, las nuevas tecnologías y las deudas de la universidad provocan que aumenten los niveles de depresión e insatisfacción entre los abogados.

Deudas altísimas
Los abogados en los Estados Unidos en lo general ganan bien, sin embargo,  a veces esto no es suficiente para pagar las deudas de la Universidad, cuyas matrículas en los últimos años has subido de forma extraordinaria. A menudo tiene que pasar bastante tiempo para que la situación financiera de un abogado se llegue a consolidar.

Otro tipo de competencia que tienen los abogados
Se ha vuelto más común la subcontratación de trabajo legal a otros países con bajos salarios. ¿Para qué contratar a un abogado al que tienes que pagarle un enorme salario (aparte de beneficios), cuando simplemente puedes mandar muchas de la tareas que se necesitas al extranjero donde pagarás mínimamente. No es algo que parezca que vaya a cambiar en el futuro.

No todos miran con respeto a los abogados
Algo que durante siglos han tenido que soportar los abogados es la fama (falsa o no) de deshonestos. Hay muchos chistes sobre ellos que tratan precisamente sobre este tema. Probablemente mucha de la percepción negativa que tiene una parte del público sobre los practicantes del Derecho es que su profesión está muy ligada a la política. No solo forman parte del poder judicial, sino que son mayoría en el legislativo y no escasean en el ejecutivo. No hay que olvidar también el hecho de que el trabajo primordial de un abogado es la defensa de los acusados por crímenes. La gente ve esto muchas veces como una especie de complicidad, sobre todo si el defendido es un notorio criminal.