¿Cómo trabaja un seguro de vida?

Un seguro de vida es un tipo de plan de seguro, que te proporciona seguridad financiera a ti y a tus seres queridos en caso de un evento desafortunado. En este caso, la aseguradora pagará una suma global a tus beneficiarios a cambio de una comisión (denominada prima). Esto se paga durante un período de tiempo fijo.

Explicado de forma somera el seguro de vida trabaja en 2 pasos sencillos:


1. Si eres la persona asegurada, pagarás a una compañía de seguros de vida una prima mensual por la cobertura.
2. Cuando falleces, tus beneficiarios (las personas que hayas seleccionado) recibirán una cantidad fija de dinero de la compañía de seguros.

Los pasos anteriores son si obtienes una póliza para ti mismo y estos pasos pueden variar ligeramente si estás obteniendo una póliza para otra persona.

Si estás interesado en aprender más acerca de los seguros de vida, incluyendo para qué se usan y qué plan obtener, sigue leyendo.


¿Cómo utilizo el seguro de vida?


El seguro de vida puede ayudarte a protegerte a ti y a tus seres queridos si llegas a faltar.

Por ejemplo, si eres el principal proveedor de tu familia y mueres, tu cónyuge e hijos pueden tener dificultades para pagar las facturas mensuales y sobrevivir sin tu apoyo financiero.

Algunas personas también obtienen seguros de vida para otros fines, como por ejemplo para ayudar a mantener el negocio familiar o para donar a una organización benéfica.

Si al morir tienes una póliza de seguro de vida, tus beneficiarios recibirán una cantidad fija de dinero para ayudar a pagar por cualquier costo que enfrenten, como por ejemplo:
  • Pagos de hipotecas y alquileres
  • Gastos de manutención
  • Fondos para la educación
  • Comida
  • Servicios públicos
  • Pagos del coche

Los puntos anteriores son sólo ejemplos. Tus beneficiarios, como tu cónyuge, hijos o padres, podrán usar el dinero como quieran.

¿Qué plan debo obtener?


Después de decidir que necesitas un seguro de vida, tendrás que elegir un tipo de plan y una cantidad de cobertura.

Existen varios tipos de planes de seguro de vida, pero los más comunes son los seguros de vida a término y los seguros de vida completa.

El seguro de vida a término proporciona cobertura por un período de tiempo determinado, como 10 años. El rango de tiempo exacto variará dependiendo de cuánto tiempo necesites cobertura.

El seguro de vida entera (o seguro de vida permanente) proporciona cobertura durante toda tu vida siempre y cuando pagues sus primas.

Tu "mejor" plan de seguro de vida dependerá de ti y de las necesidades de seguro de vida de tu familia. Algunas personas necesitan cobertura por unos pocos años mientras que otras necesitan cobertura de por vida.

Una vez que elijas un tipo de plan, tendrás que elegir una cantidad de cobertura. El monto de tu cobertura puede variar desde 50,000 hasta varios millones de dólares. El monto de tu cobertura es el dinero que se le dará a tus beneficiarios después de tu fallecimiento. Por lo tanto, si tu familia necesita $250,000 en apoyo financiero, el monto de tu cobertura debe ser de $250,000.

El costo de tu seguro se basará en el tipo de póliza que compres, el monto del pago, tu salud y otros factores tales como si tienes pasatiempos riesgosos.

Lo más importante que hay que saber sobre el funcionamiento de los seguros de vida es que cada compañía de seguros tiene su propia forma de calcular el precio. El costo de la misma cobertura puede variar en miles de dólares entre diferentes aseguradoras. Si estás buscando un seguro de vida, es importante que obtengas cotizaciones de varias compañías para no tener que pagar de más.

.