¿Puedes vivir en los EE.UU. sin seguro médico?

La creencia común es que si alguien necesita ser tratado de urgencia todo lo que tiene que hacer es ir a la sala de emergencias del hospital para que le atiendan, ya que por ley el hospital no puede rechazarle.

Este punto de vista no es del todo cierto. Hay una diferencia entre las políticas de los hospitales públicos y privados. La nueva regla tácita es tratar, estabilizar y liberar para los no asegurados, mientras que los asegurados tienen derecho a ser hospitalizados y cuidados todo el tiempo necesario. Además, ahora tanto los asegurados como los no asegurados deben pagar antes de la hospitalización quirúrgica para cubrir los deducibles o el costo.

Si tienes los recursos lo mejor es conseguir un seguro médico en los EE.UU.


Como ya se dijo antes, si no estás asegurado y te enfermas de verdad, los hospitales en los Estados Unidos están obligados por ley a tratarte, pero sólo lo suficiente para asegurarse de que no vas a morir o quedar discapacitado básicamente. Y aún así te facturarán el costo, el cual si no puedes pagar entonces arruinarás tu calificación crediticia y no podrás obtener préstamos para autos, casas, tarjetas de crédito, y te será difícil alquilar un lugar donde vivir debido a tu mal crédito.

Y si tienes la suerte de recibir atención médica del hospital, los honorarios médicos vendrán sin descuentos. Así que a diferencia de los asegurados que reciben grandes descuentos de todos los proveedores, las personas no aseguradas deben pagar el precio completo. Por ejemplo, una estancia hospitalaria de un día para un procedimiento cardíaco se factura al paciente por $142.000 sin seguro. Con el seguro, el costo pagado por la compañía de seguros es de $38,000. Un mundo de diferencia en cuanto a precios.

Muchas veces, después de ser estabilizado en la sala de emergencias, ésta te remitirá a tu propio médico o a un especialista. Los pacientes que no pueden permitirse ir a un médico regular a menudo pueden ir a una clínica gratuita, pero sólo si califican (es decir, si pueden demostrar que sus ingresos están por debajo de un cierto nivel).

Hay muchas personas en los Estados Unidos que compran seguros sólo para cobertura "catastrófica" de alto costo y pagan todo lo demás ellos mismos. Si eres joven y no tienes problemas conocidos de salud este es un buen enfoque, es como no tener seguro a menos que te enfermes de verdad. Otra ventaja es que incluso con este tipo de seguro tú pagas sólo el precio reducido que la compañía de seguros ha negociado con los médicos y las farmacias.

Se aconseja a los turistas foráneos que contraten una cobertura de seguro en el extranjero como precaución de seguridad antes de viajar a los Estados Unidos. En caso de ser necesario esta cobertura les ayuda a cubrir los gastos de la sala de emergencias y el costo de regresar a su país para recibir atención médica.

.

¿Cómo trabaja un seguro de vida?

Un seguro de vida es un tipo de plan de seguro, que te proporciona seguridad financiera a ti y a tus seres queridos en caso de un evento desafortunado. En este caso, la aseguradora pagará una suma global a tus beneficiarios a cambio de una comisión (denominada prima). Esto se paga durante un período de tiempo fijo.

Explicado de forma somera el seguro de vida trabaja en 2 pasos sencillos:


1. Si eres la persona asegurada, pagarás a una compañía de seguros de vida una prima mensual por la cobertura.
2. Cuando falleces, tus beneficiarios (las personas que hayas seleccionado) recibirán una cantidad fija de dinero de la compañía de seguros.

Los pasos anteriores son si obtienes una póliza para ti mismo y estos pasos pueden variar ligeramente si estás obteniendo una póliza para otra persona.

Si estás interesado en aprender más acerca de los seguros de vida, incluyendo para qué se usan y qué plan obtener, sigue leyendo.


¿Cómo utilizo el seguro de vida?


El seguro de vida puede ayudarte a protegerte a ti y a tus seres queridos si llegas a faltar.

Por ejemplo, si eres el principal proveedor de tu familia y mueres, tu cónyuge e hijos pueden tener dificultades para pagar las facturas mensuales y sobrevivir sin tu apoyo financiero.

Algunas personas también obtienen seguros de vida para otros fines, como por ejemplo para ayudar a mantener el negocio familiar o para donar a una organización benéfica.

Si al morir tienes una póliza de seguro de vida, tus beneficiarios recibirán una cantidad fija de dinero para ayudar a pagar por cualquier costo que enfrenten, como por ejemplo:
  • Pagos de hipotecas y alquileres
  • Gastos de manutención
  • Fondos para la educación
  • Comida
  • Servicios públicos
  • Pagos del coche

Los puntos anteriores son sólo ejemplos. Tus beneficiarios, como tu cónyuge, hijos o padres, podrán usar el dinero como quieran.

¿Qué plan debo obtener?


Después de decidir que necesitas un seguro de vida, tendrás que elegir un tipo de plan y una cantidad de cobertura.

Existen varios tipos de planes de seguro de vida, pero los más comunes son los seguros de vida a término y los seguros de vida completa.

El seguro de vida a término proporciona cobertura por un período de tiempo determinado, como 10 años. El rango de tiempo exacto variará dependiendo de cuánto tiempo necesites cobertura.

El seguro de vida entera (o seguro de vida permanente) proporciona cobertura durante toda tu vida siempre y cuando pagues sus primas.

Tu "mejor" plan de seguro de vida dependerá de ti y de las necesidades de seguro de vida de tu familia. Algunas personas necesitan cobertura por unos pocos años mientras que otras necesitan cobertura de por vida.

Una vez que elijas un tipo de plan, tendrás que elegir una cantidad de cobertura. El monto de tu cobertura puede variar desde 50,000 hasta varios millones de dólares. El monto de tu cobertura es el dinero que se le dará a tus beneficiarios después de tu fallecimiento. Por lo tanto, si tu familia necesita $250,000 en apoyo financiero, el monto de tu cobertura debe ser de $250,000.

El costo de tu seguro se basará en el tipo de póliza que compres, el monto del pago, tu salud y otros factores tales como si tienes pasatiempos riesgosos.

Lo más importante que hay que saber sobre el funcionamiento de los seguros de vida es que cada compañía de seguros tiene su propia forma de calcular el precio. El costo de la misma cobertura puede variar en miles de dólares entre diferentes aseguradoras. Si estás buscando un seguro de vida, es importante que obtengas cotizaciones de varias compañías para no tener que pagar de más.

.

¿Puede tener vida social un abogado?

Como pocas profesiones la de abogado es conocida por las largas horas de trabajo y el poco tiempo libre que queda para la familia y el descanso. Pero en la mayor parte de los casos el que se tenga tiempo para una vida social depende de las exigencias del empleador.

Entre más horas facturables menos horas de vida social


Este tema tiene que ver más bien con los requisitos de horas facturables que se les exigen a los abogados, aunque es conocido el hecho de que los grandes despachos en los Estados Unidos (y otros países) piden a sus abogados más horas que los bufetes más chicos.

En su mayor parte los abogados de las grandes firmas ni siquiera pueden controlar su tiempo. Sus vidas dependen de sus jefes y de los clientes. No es nada diferente de ser un sirviente a tiempo completo, excepto la paga, que es de 145.000 a 180.000 dólares anuales, dependiendo del mercado.

Una firma importante requiere que sus asociados facturen por lo menos 2000 horas al año para estar al día. A menudo (aunque no siempre), la expectativa real es más bien de 2200 si quieres salir adelante... 2000 simplemente no hará que te despidan. Facturar más de 2400 horas para ciertos abogados no es algo fuera de lo común.

Pero considera cómo se descomponen las 2000 horas: Supón que te tomas dos semanas de vacaciones al año. Ahora tienes 2000 horas y 50 semanas para completarlas, así que 40 horas a la semana u 8 horas al día durante 5 días, multiplícalo todo por 50...

El resultado es que tendrías que trabajar sin faltar un solo día, sin enfermarte, sin tomar un solo minuto de descanso, y aun así apenas ajustarías las horas obligatorias que te piden.

A esto hay que añadir que las reuniones no facturables surgen constantemente. La mayoría de los abogados se toman un tiempo para aclarar sus ideas, ya sea durante el almuerzo o en el café de la tarde. Así que puedes fácilmente tirar de la misma cantidad de días de 10 horas como días de 8 horas en una semana dada.

Otra cosa que disminuye el tiempo de tu vida social, son las emergencias que tienen los clientes (reales o imaginarias). Por lo que es muy posible que tengas que trabajar de noche o los fines de semana con muy poca antelación. De manera similar, puedes terminar trabajando de noche o los fines de semana con mucha anticipación, como cuando un caso va a juicio o cuando un trato está a punto de cerrarse.

También es difícil para un abogado salir de la mentalidad del trabajo, incluso cuando no estás en el trabajo. Esto puede afectar la calidad de tu vida social, incluso si no afecta la cantidad de tiempo que pasas socializando.

Entonces, ¿puede un abogado tener una vida social? Es difícil, pero al final de cuentas todo se reduce a la disciplina. La gente se las arregla. Hay abogados que han permanecido en biglaw durante toda su carrera, que se han casado y han tenido hijos. El cómo lo hacen para atender a su familia y tener vida social no es fácil de explicar, pero de alguna manera lo hacen.

Afortunadamente, no todos los empleadores te piden que factures más de 2000 horas. Las pequeñas empresas a menudo piden como mínimo 1800 o incluso 1600 horas.

Trabajar para el gobierno es típicamente un horario de 9 a 5. Aparte de que es mucho menos estresante, por lo que puedes realmente desconectarte del trabajo cuando estás en tu casa. Esta es la mejor opción para un abogado si se quiere equilibrar la vida social y el salario. Hasta donde se sabe, algunas dependencias del gobierno ofrecen salarios competitivos, estabilidad laboral, seguro médico, plan de jubilación y otros beneficios.

Otra buena manera de tener tiempo para una vida social es convertirte en un abogado interno. En otras palabras, es emplearte como el asesor legal de una determinada empresa. De este modo sólo tendrías un cliente, tu empresa. La mayoría de las veces puedes conseguir con esto un mejor equilibrio en tu vida laboral y social, pero tu salario se vería disminuido.

Otra opción es convertirte en tu propio jefe. Si quieres flexibilidad y has reunido suficientes clientes leales, puedes abrir tu propio bufete de abogados.

.

¿Qué trucos utilizan las compañías de seguros para no pagar las reclamaciones?

Los seguros son instrumentos diseñados para protegerte y apoyarte en caso de imprevistos, pero desafortunadamente, las compañías de seguros a veces utilizan prácticas poco éticas destinadas a beneficiarse a si mismas a expensas del cliente. Esto puede incluir sobrecargos, cambios en los términos de un contrato o falta de comunicación. A continuación aprenderás de ciertas argucias no raras en el mundo de las aseguradoras.

Prácticas poco éticas de las compañías de seguros para negarse a pagar


Exigencias irrazonables para eludir su obligación de pagarte
Una compañía de seguros puede hacer demandas absurdas para detener el proceso de conciliación, como pedirte un número disparatado de documentos y reclamar que el proceso no puede comenzar hasta que la compañía reciba todos estos documentos. Si no cumples con estas demandas, la compañía aseguradora puede negar tu reclamo.

La aseguradora se niega a pagar porque considera tu demanda como superflua
Es común pensar que en los Estados Unidos se puede entablar una demanda aun por las razones más ridículas. Este conocimiento lo aprovechan algunas compañías de seguros para hacerte creer que el sistema legal está corrompido (e insinúan que si usas el sistema legal para reclamar o entablar una demanda, es porque eres un estafador.) Lo anterior es algo que no te debería de preocupar si tu reclamo a la aseguradora es válido.

La agencia de seguros te aconseja a que firmes cuanto antes
Tranquilízate y no te apresures a firmar nada. Unas horas después de un accidente, un ajustador de la compañía de seguros aparece en la puerta de tu casa, te ofrece una suma de dinero por el reclamo, y tú firmas sin conocer antes cuales son tus derechos. Firmas antes de que hayas ido a un médico, o incluso de que sepas que estás herido. (Algunas lesiones toman tiempo para presentarse).

Investigación poco ética de parte de la aseguradora
Al hacer una investigación de tu reclamo, la compañía de seguros puede usar tácticas poco éticas o incluso ilegales. A veces la aseguradora puede no investigar adecuadamente tu reclamo, darle largas al asunto, o simplemente negarse a investigar y decirte que tu reclamo ha sido negado.

La aseguradora se niega a comunicarse contigo
Una compañía de seguros puede no notificarte cuando toma una decisión con respecto a tu seguro, o la compañía puede no devolverte tus llamadas o correos electrónicos después de un accidente.

La compañía de seguros cree que finges o exageras la severidad de tu lesión o enfermedad
Al ocurrirte una enfermedad o después de haber sufrido una lesión, vas a un médico, te atiende y luego entregas tu reclamo a la compañía de seguros, sólo para descubrir que el ajustador del seguro se niega a cubrir los pagos. Por lo general se te acusa de "fingir" o de "sobretratamiento", o de que las facturas médicas (por las que estás asegurado) eran "demasiado altas para la zona", por lo que la aseguradora solo te paga una fracción de tus facturas.

La aseguradora considera que tu coche no valía tanto
Al reclamar al seguro de tu auto por pérdida total, los ajustadores tratarán de minimizar el valor de tu coche. Pero tú puedes investigar cual era el valor real de tu vehículo. Puedes corroborar en el periódico los precios de modelos similares, de kilometrajes similares, de características similares, etc. Sin embargo, el ajustador tratará de negociar un precio significativamente más bajo o te dirá que las mejoras que realizaste a tu vehículo no son compensables.

La compañía de seguros te pedirá por todos los medios que no contrates a un abogado
Los ajustadores del seguro te aconsejarán a que no contrates un abogado. La aseguradora te dirá que te hará perder el tiempo, te complicará las cosas o te quitará todo el dinero. Por lo general, un abogado no recibe dinero sino hasta terminar el caso, y solo te cobra un porcentaje de lo que te de la compañía de seguros. Por lo que es en el mejor interés del abogado (y el tuyo) maximizar el valor de tu reclamo a la aseguradora.

Te dirán que primero hay que cumplir con ciertos procedimientos antes de buscar atención médica
Las agencias de seguros te dicen que esperes un tiempo para recibir tratamiento médico hasta que puedan tomar una decisión de responsabilidad civil. Les haces caso y luego, al hacer tu reclamo te contestan: "¡Si hubieras estado realmente lesionado, habrías buscado tratamiento médico desde el principio!"

La aseguradora cambiar o cancela la póliza de seguro
Una compañía de seguros puede hacer cambios repentinos a tu póliza en respuesta a un reclamo que hayas presentado, lo que hace imposible que tu reclamo se lleve a cabo. A menudo, las compañías citan la nueva política como una razón para negarse a pagar. En otros casos, una compañía puede cancelar la póliza por completo después de que hayas presentado una reclamación.

Entre más tiempo se demore el pago, mejor para la compañía
El negocio de las aseguradoras no está en pagar reclamaciones, sino en cobrar primas. En la década de 1990, algunas empresas de seguros decidieron que si podían retener las reclamaciones por más tiempo, ganarían más dinero, por lo que empezaron a retrasar el procesamiento de las reclamaciones, a negar la validez de muchas de ellas y a defenderse enérgicamente de las reclamaciones legítimas. Estas demoras obligaban a los demandantes (que podían estar desempleados, tener cuentas médicas o el coche en el taller) a desesperarse, y conformarse con pagos menores.

.